Nashville TN, km. 1074

Llegamos a las 11:30am. L se quedó trabajando en el hotel, mientras yo salí a buscar un café, con la intención de avanzar en un artículo que estoy preparando con Sergio. Sin embargo, no tardé en darme cuenta que Nashville debe ser la única ciudad en Norteamérica cuyo downtown no posee un Starbucks. En su lugar, solo hallé bares con música en vivo, tabernas a pedales, imitadores de Elvis y el museo de Johnny Cash. Aquella mañana no tenía idea lo que significaba la palabra honky-tonk, y a las dos de la tarde ya me encontraba en uno, tarareando "Sweet Child O' Mine" junto a una pareja de sesentones a mi derecha y un grupo de treintañeras de despedida de soltera en frente. Para cuando me di cuenta que mi productividad había sido nula, L llegó y me preguntó para qué había llevado mi portátil a un lugar como ese. En fin Sergio, espero que Oklahoma sea más tranquilo y se pueda avanzar en el artículo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario