Mi interlengua

Comulgar viene del latín communicare. En español, usamos comunicar porque algún erudito renacentista se dio cuenta que lo estábamos usando "mal". Comenzamos a usar comunicar con el significado de "hacer a otro partícipe de lo que uno tiene", dejando comulgar solo con un significado religioso.

Es difícil comunicarse. ¡Es muy difícil! Especialmente cuando no tienes los herramientas para hacer la comunicación. Me llamo Paul y tengo diez y ocho anos, perdón años, y soy estudiante. Yo me gusta juego al tenis. Creo en inglés, pero en la futuro yo quiero creer en español. Pero no me importa, porque quiero aprender mucho español. Tengo muchas clases, la filosofía, la computación y la biología. Mi clase favorita es la de español. El profesor es muy bueno. Yo quiero ser un hombre de negocios. Los fines de semanas juego al tenis y salgo a fiestas con mi amigos.  Ahora hago muchos mistakes, I mean, error en español pero no importa, porque yo quiero aprender mucho y hablar como en Madrid.  

Poco a poco vamos aprendiendo a comulgar con los demás.

Las lenguas de Mallorca

(Esta entrada fue originalmente publicada en el blog de los filologos)

Me gustan los veranos en Mallorca. Hoy he salido con mi portátil a una terraza de Cala Ratjada. Siempre busco una frente al mar, para así quedarme mirando las aguas por horas. En esta época, evito las playas. Solo cuando es invierno, me siento a observar las olas ahí, cuando la arena ya está desinfectada de guiris color gamba.

No obstante, debo confesar que lo que más amo de esta isla es su heterogénea realidad lingüística. Sin ir más lejos, el café que bebo en este momento me habla en alemán. En esta lengua, también habla la tarta que he pedido hace un momento. Kaffee und kuchen les grito cuando los veo pasear por el paseo marítimo. Son muy amables y educados, aunque un poco repetitivos. El tema de conversación siempre es lo bello que es Mallorca en época estival. No siempre les entiendo. En general, muevo la cabeza y digo ja, ja, genau.

Pero esto no solo pasa en mi pueblo. Cuando salgo por Cala Millor, los cocktails y las cervezas me hablan en inglés. Comentan que no quieren volver a su frío país, para luego pasar a discutir de fútbol. En Can Picafort, los helados se quejan de la recesión en italiano mientras que en Font de sa Cala, las cenas cuentan chistes en francés. También es curioso que las playas de esta isla sean tan presumidas. Quieren pasar por multilingües, pero con suerte saben cinco palabras en inglés y dos en alemán. Lo sé porque siempre las playas piden a los turistas que no dejen basura tirada, y está claro que nadie las entiende.

Las rocas y la sierra hablan latín. Intentan compartir su conocimiento ancestral pero no muchos comprenden. A veces cuando presto atención, entiendo la idea principal de lo que hablan. Mas al que realmente nunca puedo entender es al mar. Estoy seguro que habla fenopúnico. Pienso que intenta, con su canto, alertarnos de los peligros que ocasiona la insensatez humana. Pero los edificios y chalets de la costa, que solo hablan castellano, nunca entienden nada. Yo tampoco entiendo al mar, sin embargo, sé que sus palabras son sabías. Palabras necias jamás producirían cantos tan hermosos como los del Mediterráneo.

También hay otra lengua que no puedo pasar por alto. Es el lenguaje de las pequeñas barcas, o llauts, que salen cada mañana a la alborada. Es el lenguaje de los peces y de las redes que los pescan. Es el lenguaje también, del puerto, y de los faros que alumbran la mar. Siempre que voy a verlos, aquellas barcas y aquellas redes me saludan con un Uep!, con un va be?, o con un Bon dia!. De tantos nombres que tiene este idioma, ya ni los que lo hablan se ponen de acuerdo en cómo se llama. Aún así, nunca se olvidan. Reyes y señores han venido y se han marchado, pero ellos nunca han olvidado quiénes son. A pesar de ser una lengua romana, ni los hoteles, ni los grades almacenes imperiales parecen entenderla. Pero siempre ellos estarán determinados a seguir siendo quienes son. Es raro que los peces hablen la misma lengua que esas redes que les quitan la vida. Pero no es tan extraño si nos ponemos a pensar, ya que, aunque peces y redes tengan ideas diferentes, saben que es importante cuidar el patrimonio común.

Hasta el otoño


In a few days I'll be back in the Mediterranean coast eating gambas al ajillo and enjoying the Majorcan seacoast. But I can't complain. This year has been quite rough,yet amazing. For now, I will miss the big city, the food, this cashless society, the international cuisine, the galleries, the culture, and the beautiful foliage.

La vida de los washingtonianos es relativamente tranquila comparada a otras grandes polis. Jamás he visto el sofocante tráfico londinense, ni el ganado que deambula por las aceras neoyorquinas. Es una mezcla perfecta, al menos para mí. 

Echaré de menos la vida académica. Bueno no tanto los estudios. Pero sí echaré de menos las fiestas de adultos, las de vino caro y aperitivos exóticos. Extrañaré el Latte de las once y los happyhours de los jueves por la tarde. 

La vida en DC me place. Pero por ahora a descansar.  A olvidar las investigaciones, las clases y las responsabilidades. Ahora sol, novelas, deportes y relax. 




Mi pequeño libro de lenguajes


Aparte de todo el trabajo que conlleva el programa de doctorado en el que estoy, intento aprender nuevos idiomas en los ratos libres que no dedico al ocio. Lo de las los idiomas siempre ha sido una de mis grandes pasiones, y lamentablemente lo había dejado un poco de lado estos últimos años. Por lo que me he puesto manos a la obra. Es por eso que cuando voy al gimnasio, llevo en mi ipod noticiarios de París, de Barcelona y de Lisboa para así practicar mis conocimientos de francés y catalán, y a la vez para familiarizarme más con el portugués, que es una lengua que me he propuesto ir aprendiendo estos años.

Hace tiempo aprendí que los idiomas no se aprenden en los libros, sino en la calle, escuchando, hablando, compartiendo, en definitiva, comunicándose. Lamentablemente, en los Estados Unidos aparte del inglés no hay muchos más idiomas que practicar, por lo que escuchar noticiarios en diferentes lenguas ayuda a mejorar la comprensión al menos.

Aún así, siempre es bueno ir anotando lo que uno va escuchando cada día, y esa así como nació "My little book of languages". También aprovecho de hacer algunos dibujos, y de volver a lo que es escribir con tinta en lugar de teclas. Aquí anotó vocabulario aprendido, formas gramaticales nuevas, conjugaciones verbales para ir recordando, y cualquier información lingüística que sea digna de resaltar. Es un complemento muy ideal, y lo segundo mejor después de la inmersión completa. Además, voy incluyendo algunas frases importantes; frases que voy escuchando o leyendo y me parecen dignas de guardar.

Aquí les dejo algunas que tengo, en francés, portugués y catalán:


La parole étant la première institution sociale ne doit sa forme qu'à des causes naturelles.- Rousseau
Com que era filòleg li va regalar una c trencada i li va canviar el dolor per la dolçor.
Há un tempo em que é preciso abandonar as roupas usadas, que já tem a forma do nosso corpo, e esquecer os nossos caminhos, que nos levam da travessia: e se não ousarmos fazê-la teremos ficado, para sempre, à margem de nós mesmos. - Pessoa


(Proximamente: otros lenguajes curiosos que me he propuesto aprender)



20 segundos (en el metro)


Gente es extraña, cuando eres extraño, rostros parecen feos cuando estás solo. Women seem wicked when you're unwanted , streets are uneven when you're down, WHEN YOU'RE STRANGE tanatantanta 

A ver, hay que comprar leche, pan y barritas. Mejor paso al Giant antes de llegar.

¿Qué pasa con esa señora? ¿Por qué me mira así súper creepy? ¿Está loca?

Pero no traje bolsas. Mejor paso después al súper...mmm... bueno sí, no.... sí igual voy.

WHEN YOU'RE STRANGE. 

Pero si me muevo ahora, a lo mejor la señora loca se me pone hablar. ¿por qué me sigue mirando fijamente? WTF

¿Dónde dejé las llaves? En treinta minutos llego a casa

Ah vale, menos mal la señona estaba mirando el mapa que había detrás mío. 

TA-TAN-TA-TAN when you are strange.

aɪ 'wəndər ɪf ai ɵiŋk ɪn  ɪŋglɪʃ 

Hoy llamo al dentista, son solo cinco minutos... y limpiar la cocina.

Albert Einstein.... mmm, that guy was alright.

Oh mira, un diario viejo.

Ah, las encontré!

IPA es una cerveza buena.

hai, ego-wa wakarimasu and sajajin desu.

Si me bajo por este lado, llego enseguida al súper.

¿Cinco estaciones más? C'mon! I want my sofa!

La guía definitiva para el uso correcto del español (¿o castellano?)

La RAE ha decidido llamar la atención a las guías de lenguaje no sexista publicadas en los últimos años por diversas instituciones. En España estaba muy familiarizado con las directrices de esas guías. Por ejemplo, se cambia "nosotros" por "nosotros y nosotras", "nosotros/as o incluso "nosotr@s".  Algunos comunicados de mi universidad comenzaban con Benvolgut alumne / Benvolguda alumna y recuerdo también a un político en la tele decir nosotros los vascos/nosotras las vascas.

Es un lenguaje que a lo mejor se puede usar en ciertos medios escritos, pero dudo que vayamos a usar "nosotros y nosotras" y cosas así, en nuestra habla cotidiana. Es evidente que nuestra lengua es un reflejo de las sociedades de nuestros antepasados en las cuales las mujeres eran prácticamente invisibles. Sin dudas, a medida que cambia la sociedad, el lenguaje también lo hará. Pero bueno no culpo a los que quieren ver esos cambios con más rapidez. Mas digo yo, si vamos a utilizar estas formas tan ajenas al uso real ¿por qué detenernos aquí? Ya de paso, mejor hacemos una reforma a todo el lenguaje para eliminarlo de todo elemento sexista e ilógico. A continuación, propongo algunas recomendaciones como punto de partida:

  • Deshagámonos completamente del género gramatical. Aparentemente, en castellano la letra o porta consigo connotaciones fálicas, mientras que la a tiene una prominencia del cartílago tiroides inferior al de la o. Por lo cual, sugiero que nos inventemos un único género deshaciéndonos de estas dos letras que tanto conflicto causan. De esta forma gatos y gatas pasará a ser gats y niños y niñas pasarán a convertirse en niñs
  • El género gramatical también debe desaparecer en los artículos: por lo tanto, el y la pasan a ser lo, ya que afortunadamente existe en español un artículo neutro. Pero lamentablemente el plural los sí tiene connotaciones masculinas, por lo que tendremos que transformarlo en ls. De paso aplíquese lo mismo a adjetivos, pronombres, y otros determinantes. Por ejemplo, la frase los niños argentinos juegan con el perro blanco pasará a ser ls niñs argentins juegan con lo perr blanc.

Y si ya llegamos tan lejos ¿por qué parar?  ¡Vamos a darle más lógica a todo el sistema!


  • Desde ahora se regularizan todos los paradigmas verbales. Por lo en el tiempo presente podré decir frases como yo sabo que tú jugas con el gato. En el futuro quereremos regular el verbo querer y poderemos hacer lo mismo con poder. Y sin lugar a dudas, el primero en metamorfosear deber ser el verbo ser  con sus decenas de irregularidades que tanto estorban cada día. En lugar de yo soy, habrá que decir yo sero, y en lugar de tú eres, tendrá que ser tú serás, pero en presente, por lo que para el futuro habrá que decir tú serarás.
  • Ya que estamos, habrá que regularizar sin duda la ortografía. Guillotina para la ve y muerte a la hache. Tampoco habrá piedad para la u en que, qui, gue, gui y forzaremos a la ce a nos ser tan ambigua y obligarla a pronunciarse solo como la ka. Asimismo, puesto que el yeísmo ahora es la norma en casi todo el mundo hispanohablante, propongo que matemos a la doble ele y comencemos a escribir solo con la y griega. 
  • Los sonidos también tendrán que ser estandarizados. Todos tendremos que adoptar la norma fonética de España, ya que Franco lo hubiera querido así. Y me refiero al español del centro de la península, nada de extremeño, gallego o (Dios nos libre) andaluz. Con pena de cárcel, todos los hispanohablantes de todo el mundo serán forzados a utilizar la fricativa sorda interdental (zeta para los amigos), y también la entonación y otros elementos prosódicos propios de ahí.
  • La sintaxis por su parte, también tendrá que rendir cuentas. Nada de movimientos raros, el orden siempre debe ser NVO (nombre, verbo, objeto), y cuidado que los adjetivos siempre deberán estar después del nombre, cosa que nadie confunda un pobre niño con un niño pobre. 

Y podría seguir todo el día, pero creo que ya es suficiente para comenzar. Y con estos cambios, acordes con el siglo veintiuno y las buenas costumbres, aquí tienen un extracto con esta reforma aplicada. Para que nadie diga que la lengua de Cervantes es sexista:

En uno lugr de lo Manch, de cuy nombr no qiero acordarme, no a mucho tiemp qe bibía uno idalg de ls de lanz en astiller, adarg antig, rozín flac y galg corredr. Uno oy de algo más bac qe carner, salpicón ls más nochs, duels y qebrants ls sábads, lentejs ls biernes, algún palomin de añadidur los domings, consumían ls tres parts de su aziend.


Chomsky

Así es. Lo vi, con mis propios ojos, era él, por fin, después de años hablando del Generativismo, después de un semestre estudiando sus teorías a fondo, después de tantos videos en YouTube sobre lenguaje y política, por fin, nos encontramos a solo unos cuantos metros de distancia. Noam Chomsky.

Hay un overload en mi cabeza, hay muchas cosas que podría decir sobre lo que viví esos dos días de conferencia, pero creo que aún no lo asimilo del todo. Lo que sí sé, es que en algunos años más podré decirle a mis alumnos, "Y aquella vez cuando fui a una conferencia de Chomsky..."

Por último les dejo una de las mejores citas que dijo:




"Scientific curiosity is not so easy to arouse. Most of what is happening around us, it just seems obvious, [...] and Willingness to be puzzled is typically a first step toward understanding."

Coffee guy

Hace unas semanas, mi hermana me hizo este dibujo en la jarra en la que llevo el café cada mañana a la universidad.




Lindo, ¿no? Me gustó tanto que hoy mientras lavaba mi jarra, pensé, esto se vería muy bien en mi blog. Así que me puse un rato a jugar con el photoshop, y conseguí extraer la foto.
Siento como que fuera el ícono de mi mismo, alegre y tranquilo, tomando café, mis gafas cuadradas y el pelo desordenado. A lo mejor mi hermana se acordó de mí recién levantado. En fin, no sé por qué, pero me gusta mucho.  Ahora esta aquí, en el fondo de mi blog, para que pase a la posteridad.