Panegírico a la señorita Hübner

Para celebrar el cumpleaños de mi querida amiga, la señorita Hübner, quiero dedicarle el poema que estoy por comenzar.

Será un poema de corte juanramonesco, vanguardista de toro y lomo, cargado de la belleza más perenne que unos versos puedan contener, versos libres como las jotas antes de las es y las is.

Además de vanguardista, será un poema de corte clásico, ya que es simple pensar que la ruptura no puedan convivir con sonetos endecasílabos del Petrarcilaso más áureo de la corte de Carlos V. También buscará un placer estético catártico, siempre recurriendo a las fuentes y formas clásicas, así carpeemos el diem para que no nos nementemos que vamos a mori.

Será un poema que hable del amor, pero será un amor onírico, ya que lo prosaico no es digno afear estos versos. También será un amor de miradas, de sonrisas, de intriga, en fin será ultraneoplatónico. También es importante recordar que faltas de otrografía no atentarán, contra la buena moral estética que este texto intenta propagar.

¡Ya está! Por fin he dado con todos los elementos necesarios que necesita un poema para una amiga tan especial.





Después de tres horas con el portátil en frente, lo único que se me ocurre decir es como lo haría, lo cierto es que no sé ni por dónde empezar semejante empresa. A veces se me olvida que de poeta, solo tengo el nombre.

De todas maneras,

¡Feliz cumpleaños! Señorita Hübner.

2 comentarios:

  1. Jajajajajajaja, qué jodío, jajajajaj. La srta. Hübner está muy contenta con ese esbozo de poema imposible, tanto, que esta semana caen unas birritas seguro :)

    ResponderEliminar
  2. Hey... que aún espero esas birritas XD

    ResponderEliminar