Cómo hablar bien

Fue lo que tipié en Google. Son las nueve de la mañana,  estoy en la cama con mi portátil, mi café y unas oreos. En unos minutos más tengo que ponerme a estudiar literatura, lingüística histórica y fonética aplicada y aún mi cerebro no está sus plenas facultades. En fin, al poner la opción “voy a tener suerte” de Google, me condujo a una página que daba los siguientes consejos:

Levanta la cara, limpia tu garganta, abre bien la boca.

Eso está muy bien. A veces la mandíbula de abajo se pone tan floja como la de arriba.

Corrige las letras comidas (especialmente las eses de final de palabra), o las des en palabras como comido o cantado.

No conozco a nadie, que en un habla cotidiana, pronuncie la ese cuando dice, por ejemplo, "dos casas". De hecho, me extrañaría que alguien lo pronuncie así a menos que lo haga conscientemente. La mayoría diría “do casas”. Sin embargo, es diferente cuando la ese va a final de la oración, como por ejemplo: “¿Cuántos hijos tienes? Tengo dos.”* Y en cuanto a las des, he escuchado muchos profesores en mi universidad que dicen cantao, bailao, vendio, por lo que es muy probable que si está tendencia sigua, se normativice. Tradicionalmente, el habla culta, no es la que se entiende o es intrínsecamente mejor, sino la que utilizan un selecto grupo de hablantes que suelen estar por encima de la escala social.

Había muchas más, pero por ahora me quedo con estas dos. Realicé esta pesquisa porque me suelen preguntar cómo hablar bien o cómo hablar mejor. Mi respuesta suele ser “no sé” (y a veces “no sabo”), ya que cómo lingüista, mi labor es estudiar el lenguaje humano , no decir a la gente cómo hablar normativamente.

“Hablar bien” se ha ido convirtiendo en un concepto muy abstracto para mí estos últimos años, ya que no sólo la Academia** tiene una idea de lo que es hablar bien, sino que cada uno de nosotros tiene otra. Además si puedo dar una característica fundamental del lenguaje humano es que está en constante variación y cambio.

Es muy probable que lo incorrecto de hoy, sea lo normativo de mañana.

Después de está reflexión de las nueve de la mañana, me voy a estudiar.

(Esto ha sido como un precalentamiento para mi cerebro)

*Por ningún motivo, esto es una regla sólo una tendencia. Y dependiendo del país de habla hispana, esto puede cambiar.
** No estoy en contra de la RAE, tengo y utilizo sus diccionarios y manuales, además de que cada vez va logrando un buen equilibrio entre prescribir y describir.

3 comentarios:

  1. muxa mierda pa tus esamenes xiki io me e levantao bien temprinco oi si ejke con sta raskiya no ai kien studie joé

    (me se a generao sierta envidia con tus oreo pk io solo como integrales cagondena)

    :) muaaaaaksssssssss

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado encontrar este blog de otro filólogo. Estamos muchos por aquí por la red, es asombroso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Para mí que hablar bien es lograr lo que quieres lograr cuando hablas. Una filóloga no-muy-interesada-en-la-normativa.

    ResponderEliminar