Yo también quiero un verano como el de los anuncios de Estrella Damm



– No lo entiendo, ¿Por qué no soy tan feliz como los chavales del anuncio este? – me decía Migue el otro día.

–A ver, – dije yo– para eso primero tienes que tener una chica guapa a tu lado.


– Eso lo tengo, casado con la más guapa.

– Bueno y también vives en el Mediterráneo, pero tienes que ir a Menorca en la noche de San Juan.

– ¡Es que voy a Menorca en la noche de San Juan!, ¡Voy cada año!

– Pero tienes que ir en yate.

– ¡Tengo un yate! Y siempre voy a Menorca con éste.

– ¿Finca en el campo?

– También.

– ¿Amigos, dinero, tiempo para ir a playas vírgenes?

– Tengo todo eso.

– Pues Migue– concluí – la verdad es que no sé porque no eres feliz…

...ah espera, no entiendo cómo no lo había pensado antes ¡Es la cerveza! Tiene que ser eso lo que te hace feliz, tienes que empezar a comprar la cerveza del anuncio.

– Macho, tienes razón, ¡Jo! ¡Qué pardillo he sido!, como un imbécil bebiendo toda la vida San Miguel pudiendo haber sido feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario