Memorias en ruinas

He pensado mucho a propósito del problema del dolor estos días, acerca del dolor sin sentido. A pesar de que hay muy poco que pensar ya que respuesta se escapa de mis manos. 

Está es una de las imágenes más impactantes del terremoto de la semana pasada:



He estado pensado, sin embargo, lo que realmente me causa ver esta imagen. Christopher Bigsby, un historiador británico, dijo que después de los ataques terroristas del once de septiembre, era palpable un turbulento sentimiento de déjà vu dando vueltas en las mentes de todos aquellos que veían el evento en vivo. Puesto que estas imágenes eran horriblemente similares a películas como Armagedón o 2012. Estamos tan acostumbrados a ver imágenes como esta en la televisión y en el cine que cuando las vemos las reales parece que ya no nos afectan en nada. Ver la miseria tanto en la vida real como en la ficción nos ha insensibilizado. Lo más triste también es que en ambos casos semejantes imágenes venden.


Por otro lado, para mí, estas otras imágenes son de las más perturbadoras que he visto; puesto que son de la iglesia y el centro de la ciudad donde nací y crecí. Innumerables son los recuerdos que atraviesan mi mente por estos lugares, recuerdos de mi niñez y mi adolescencia. Fue cerca de esa iglesia donde aprendí a hablar, donde anduve por bicicleta por primera vez, donde compraba helados en la gelatería italiana, donde tuve mi primer beso. Y ahora están destruidos. Verlo sólo me hace pensar en la fragilidad del mundo en que vivimos.

3 comentarios:

  1. Aún da miedo ver estas imágenes, da pena, da rabia... pero vamos Chile que se puede!!!
    Saludos!
    Fran

    ResponderEliminar
  2. mi hermano soñó hace dos dias que había un terremoto en león, vino a despertarme y todo porque dice que vio en directo cómo se caía la catedral, yo me enfadé con él, no me gusta q me lo haya contado. He llegado a tu blog a traves de Cien años de soledad que tambien lo puse yo en mi perfil, si te apetece ver mi blog es http://larachoff.blogspot.com/
    VISCA EL BARÇA!!

    ResponderEliminar
  3. me pasó también lo del deja vu.... y aun así fue tremendamente angustiante...
    igual una lucecita brilló cuando tomé conciencia de que todos en la calle nos ayudábamos a trasladar agua, nos preguntábamos que si en nuestras casas estaban todos bien y que si acaso habían necesidades especiales (como enfermos, bebés o ancianos)
    el terremoto vino y en 3 minutos nos cambió la vida. De paso hizo que aflorara o lo mejor o lo peor de nosotros, nunca ambas cosas.

    saludos!
    parece que voy a pasar por acá seguido

    ResponderEliminar