¡A los peloteros!



Mientras leíamos esta entrada con Desdemona, del blog de mi primo Sebastián, tuvimos la siguiente conversación:

(Desdemona es un nombre que me he inventado, ya que la persona con quién he tenido esta conversación no me ha dejado utilizar su nombre por motivos personales)

Desdemona: ¿Por qué tenemos que aguantarle a él sus estupideces si él no es capaz de aguantar las de los demás? ¿Acaso es dueño de la verdad absoluta?

Yo: Bueno, al menos es divertido. Voy a dejarle un comentario en su blog.

Desdemona: Pero critícalo y dile que no sea tan tonto. No vayas a decirle lo bien que escribe y que es una pobre alma incomprendida.

Yo: ¿Por qué iba a decirle yo algo así?

Desdemona: Porque te gusta hacer la pelota.

Yo: ¿Yo?

Sí, lo soy. ¿A quién voy a engañar? Por eso es que nunca escribo en contra de nadie ni nada. No me mojo la camiseta, quiero estar en buena con Dios y con el diablo. Siempre que puedo evitar conflictos con la gente lo hago, incluso cuando signifique darle la razón a otra persona que no pienso que la tenga. ¿Para qué me voy a complicar más la vida?, si ya es complicada con los problemas que tengo por el mero hecho de existir.

Me doy cuenta que estoy, incluso ahora mismo, haciendo la pelota. Me estoy haciendo la pelota a mí mismo, ya que estoy realzando mi capacidad de autocrítica y mi humildad. También se la hago al Seba, quien sí es capaz de manifestar su disgusto y aborrecimiento por prácticamente todo lo que se mueve bajo el sol. No es algo de lo que este necesariamente orgulloso, pero tampoco es algo que me importe admitir. Sí no sé reconocer mis propios fallos, estoy negando lo más intrínsecamente humano en mí.

4 comentarios:

  1. Es el estigma de la familia, Pablo. Por mucho que yo alegue, también hago la pelota. Eso de evitar conflictos a toda costa me ha ahorrado y traido un montón de problemas... hasta el dia de hoy. Desde tener que comerme un rebosante plato de jibia (wacala), hasta perder a mucha gente por "hacerles la pelota". Podría decir que es intrínsecamente chilensis, pero como no he estado en ningún otro lado, sería un análisis un poco pobre.
    Y hablando de eso, dile a tu amiga Desdemona que si estuviese hablando en serio, estaría con una metralleta encapuchado y no escribiendo en un blog en internet. Y que efectivamente no tiene porqué aguantarme, asi que yo palio mis malos ratos escribiendo y ella se ahorra los suyos no leyéndome... capicci?.

    Lo que me parece curioso es que ella te exhorta a que te "mojes el potito", como se dice por aquí, pero no es capaz de decir quien es.

    Al final, todos hacemos la pelota. Si no, probáblemente no existiríamos.

    ResponderEliminar
  2. buena!!! son los dos unos peloteros, pero igual los amo, me encanta como escriben.
    Con amor, Ani

    ResponderEliminar
  3. me parece que decir que el seba tiene "aborrecimiento por casi todo lo que se mueve bajo el sol" es un poco mucho. ¡que nos quedará al resto entonces!

    por otro lado, estoy de acuerdo con lo que dijo mi señor novio; es bastante contradictorio que Desdémona te exorte a casarte con una opinión, a no quedar siempre bien con dios y el diablo -como dices tu- si ella misma es incapaz de mostrar su verdadera identidad (eso suena como a héroe de cómic)

    en fin, saludos.

    ResponderEliminar
  4. creo que es simplemente que crees que no vale la pena meterte en líos más que nada pero seguro que si vieras alguna injusticia sí que te mojarías, eso no te hace cobarde sino sensato.

    ResponderEliminar