Going Verde

Hoy es Blog Action Day en donde el mundo de los blogs se une para hablar de un solo tema, y el de este año es el Calentamiento Global.

Moralmente, no soy el más indicado para hablar de este problema. Al levantarme por la mañana, la última de mis preocupaciones es cómo detener el calentamiento del globo. Este es mi mea culpa: si no estoy contribuyendo al calentamiento global, es más que seguro que no estoy ayudando para nada. De hecho, llevo dos años sin utilizar el transporte público, dejo mi portátil encendido muchas noches y nunca separo los plásticos, el papel y lo orgánico. Es más, tengo un cubo de basura en mi cuarto en el que usualmente tiro solo papeles, pero siempre tiro alguna que otra cáscara de naranja o plátano sólo por pereza de no tener que levantarme y tirarlo en el cubo de la cocina. Cuidar el planeta cuesta trabajo, y ¿cómo vamos a cuidar un planeta si apenas nos cuidamos a nosotros mismos? Dios debió haberlo pensado dos veces antes de dejarnos el cuidado de la tierra.

Sin embargo, tengo algo que objetar. Durante la edad del pavo, hace unos doce años, yo también fui ecologista. Fue una moda pasajera, así como durante mi infancia fueron los dinosaurios o durante mi adolescencia fue el heavy metal. A pesar de eso, hice mucho en esos años por el medio ambiente, como reciclar papel y… bueno en mayor parte fue reciclar papel. Estaba muy bien informado de todos los peligros de la tierra, de hecho, sabía acerca del calentamiento Global o del efecto invernadero mucho antes de la película de Al Gore. Todos me miraban como si fuera un testigo de Jehová cuando predicaba acerca de la polución o el forado de la capa de ozono. Lamentablemente, incluso hace doce años, ya era demasiado tarde. Habíamos pasado demasiado tiempo contaminando y usando los recursos de este planeta, mejor será que nos vayamos a vivir a Marte.

Yo mientras tanto, aunque me comprometo a buscar maneras en las que ser un poco más verde, aprovecharé al máximo una puesta de sol, un mar sin basura, aire puro o el invierno mientras todavía haya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario