CALIFORNIA

Cuando haces un viaje como el que he hecho este verano, desde las montañas de Nevada, pasando por Alcatraz y El Golden Gate de San Francisco, para terminar relajándote en las playas de Santa Barbara, sin mencionar todas las California girls en bikini que te puedas imaginar, las historias, anécdotas y las experiencias son inagotables. Esta no ha sido una excepción. Es por eso que aunque mis fans se vayan a disgustar, por ahora, he decidido no contar NADA. Lo siento, pero voy dejaros con la duda de todo lo que paso en mi segundo mes en los Estados Unidos. He pensado que este capítulo de mi vida es mejor guardarlo para otra ocasión. A lo mejor lo dejaré para el capítulo de algún libro que me dé por escribir en el futuro. O tal vez para algún momento de mi vida que sea tan aburrido que no me queda otra que hablar de mis gloriosas aventuras en el pasado. Hay historias que son mejores guardarlas para otro momento.