Hubris is just hubris

Estos días ha sido noticia la dimisión del gobernador del estado de Nueva York, Eliot Spitzer. Este se ha visto implicado en un escándalo sexual, después de que un artículo publicado el lunes en 'The New York Times' desvelara que estaba siendo investigado por el FBI por el uso de un servicio de prostitución. Hoy estuve leyendo un reportaje acerca de esta noticia en TIME; se comentaba como podía ser que un hombre público con una carrera tan prometedora, (había planes de nominarlo como candidato demócrata para el 2012) que antes de entrar en política se había ganado la fama de ser un Fiscal General del Estado implacable, hubiera arriesgado tanto al involucrarse en prostitución. En el reportaje hubo dos frases que me llamaron la atención:

Spitzer had a long history of recklessness, a sense that the usual boundaries of authority didn’t apply to him.

Sometimes hubris is just hubris.

A history of recklessness –Es decir, Spitzer vivio una vida en la que tomaba riesgos innecesarios sin importar el riesgo que esto podría ocasionar. O como se dice en la primera frase, tenía la idea de que los límites usuales de la legalidad no se aplicaban a él. Más adelante se discutía por qué gente inteligente hacía cosas imprudentes. Se hablaba de la existencia de un gen del riesgo, altos niveles de testosterona o la búsqueda del riesgo como una experiencia sensorial. Aunque claro nada de esto lo puede excusar, o en otras palabras: “None of this means Spitzer was a blameless victim of chemistry. Sometimes hubris is just hubris”. Claro que todo esto no justificaba las acciones de Spitzer. “Hubris” es solo “Hubris”. Esta palabra de acuerdo con su significado moderno, es un orgullo excesivo, una arrogancia o presunción que suele llevar a la ruina. Esto es mejor que puede definir a este político. La creencia de que las leyes no se aplican a él y que esta por sobre la ética y la moral que el mismo pregona.

Reportaje completo: Was Spitzer Destined to Fall?

No hay comentarios:

Publicar un comentario