Nochebuena


Estas son algunas fotos de nochebuena. Navidad siempre ha sido y es mi época del año favorita, aunque, claro, no es lo mismo que aquella época pueril en que lo importante era lo material: sí, era un poco codicioso, si no había cena o árbol me daba igual mientras mis regalos estuvieran bien. Además que las navidades de mi infancia no eran solo navidades también eran verano- el sueño de cualquier niño que viva del ecuador para arriba.
Sé que muchos piensan que no es muy navideño el tener cena en manga corta, ademas de la poca probabilidad de ver a un primo “deslizarse muy deprisa sobre la nieve en un trineo de caballos” como canta el villancico, pero esta claro que a los niños eso les da igual (al decir niños me refiero a mí de pequeño pero seguro que todos estarán de acuerdo conmigo). No tengo forma de explicar toda la euforia que sentía en nochebuena cuando tenía diez años: no solo iba a recibir regalos sino que iba a tener todo un verano para disfrutarlos. Que tiempos aquellos - cuando las cosas materiales me hacían feliz. Hoy también, pero debo admitir que me he puesto menos superficial y me preocupo más por pasar un buen tiempo con la familia y ese tipo de frivolidades que el dinero no puede comprar. Menos mal que los niños no son tan exigentes como yo, sino muchos padres de clase media lo tendrían difícil, que encima con todo el trabajo que tienen encima tuvieran que dedicar tiempo de calidad a los hijos en lugar de cómodamente pasar la visa por una juguetería. Sé imaginan si los si los niños les pidieran tiempo en lugar de juguetes a sus padres, pobrecitos, si el tiempo apenas da para llegar a fin de mes. Eso no corresponde, mucho menos en navidad. (Uy no sé por qué estoy con este aire tan sarcástico últimamente, será el zumo concentrado Pascual que me tomo todas las mañanas)