Elefantes, camellos y nasaras

Salí de la cama a eso de las nueve y cuarto. Estaba bastante adormecido, esa noche no había dormido muy bien a causa de los gritos de un animal que estaba en la calle, y de las oraciones que hacían en la mezquita esa noche.
Así fue como llegue a desayunar, apenas sintiendo mi propio cuerpo, no muy seguro que aconte
cía a mi alrededor. Los demás ya estaban terminando. Me prepare mi té, con el agua que ya estaba fría, y un pan untado con un queso cremoso muy raro, pero a estas alturas ya no me importaba ni lo que comía.
Mientras disfrutaba mi pan y mi té, sentí que todo el mundo se levantaba de la mesa y salía en dirección al jardín. No le di mucha importancia, requería mucho esfuerzo levantar la cabeza y averiguar lo que pasaba. Con un poco de esfuerzo trate de mirar al hacia el jardín, y aunque tenia el so
l en mi cara, vi a todos sacándose fotos con dos señores en turbante montados en camellos (o a lo mejor eran dromedarios, pero no estaba interesado en contar jorobas) a pesar de que es exótico, me imagine que cuando estuviera de pie ellos ya se habrían ido así que me resigne a continuar con mi desayuno.
Termine de comer y volví a mi cuarto, me lave los dientes con mucha tranquilidad, me puse mis zapatillas, y al segundo escucho la dulce voz de Elise diciendo “on y va”, nos vamos.
Subí al bus, busque un buen sitio y seguí durmiendo.

Después de una pequeña siesta en el bus fue cuando realmente me desperté, y fue cuando me pregunte; ¿y adónde vamos?
Claro, después de unos cuantos kilómetros de camino, no queda muy bien hacer semejante pregunta, así que trate de hacer memoria, porque de hecho, no sabía ni siquiera que día era. Llegamos a un pequeño recinto, y de repente veo una avestruz, y me acorde: el zoo
lógico.
Era un sábado y una de las chicas de mi equipo, Yuki, volvía a su país esa noche y habíamos preparado un día especial para celebrar.

El zoológico estuvo muy bien, era mas pequeño de lo que me imaginaba, y los elefantes que habían eran bebes, pero me lo pase muy bien viendo a una pitón devorando un pollo.
Volvimos a casa para comer. Madame Bobo (nuestra cocinera) nos había preparado unas croquetas fritas de algo muy raro pero me gusto, así que preferí no preguntar que era.


Por la tarde primero fuimos a una pequeña aldea tribal a las afueras de Uagadugu. Yuki se va perder nuestro viaje a la jungla dentro de dos semanas así que la llevamos allí que era lo más parecido a las tribus que hay por la zona.

Así que estuvimos por un par de horas en la aldea, lo primero que hicimos, tout suite, al bajarnos del bus fue visitar al jefe, ya que hay que pedirle permiso a él para visitar su pueblo. Muy majo el señor, debía haber tenido unos trescientos años, apenas se movía dentro de su choza, pero nos dio la bienvenida muy cordialmente, y nos regalo un pollo, que lo comerí
amos al día siguiente.
El resto del tiempo nos dedicamos a visitar un poco a la gente, jugar con los niños, tratar de hablar con ellos, ya que solo hablaban mori, solo una señora entendía un poco de francés y nos ayudo a traducir.
Luego a eso de las cinco y media volvimos a uagadugu a hacer algunas compras al mercado artesanal. La verdad que no me apetecía mucho ir. Hay que tener agallas para aguantar a la multitud que ya de lejos los escuchas gritando “nasara, nasara”,
(gente blanca en su idioma), y en menos de un minutos tenemos una estampida de comerciantes tratando de venderte lo que sea. Al principio, trataba de ser simpáticom les decía merci merci, mais je n’en veux pas pero si eres simpático es peor, así que ya he aprendido a ser un poco más duro ya que de otra forma sería imposible caminar tranquilo por la calle. Lo peor es que la única forma de comprar es regatear. No soy buen comerciante, no me gusta regatear quiero que me digan un precio por algo y ya, pero eso es peor ya que como uno es blanco piensan que todos somos millonarios.A decir verdad, en cierta forma lo somos para ellos, pero de todas maneras los precios que te ponen a veces son diez veces más del precio real. Por suerte mi amigo, Gabe es muy bueno haciendo negocios, y siempre llega a un buen acuerdo.

Antes de ir al Aeropuerto a dejar a nuestra amiga, por la noche fuimos a un restaurante típico burkinabé. Por fin pude comer carne en condiciones con patatas fritas y salsa de champiñones. Y me salio creo que menos de 3 euros.

Y luego claro fueron las despedidas, los discursos, todos muy tristes por que se iba, nos habíamos echo muy buenos amigos, pero no vive tan lejos, estoy planeando ir a visitarla con Gabe.
Luego el aeroupuerto, muchas despedidas, llantos y a casa.
Y ese fue un mi día. A pesar que un poco difícil al principio creo que ya me voy acostumbrando al estilo de vida africano. El calor ya no me molesta tanto, no he tenido problemas hasta el momento con los mosquitos, y nuestra salud va muy bien.

Aún me queda mucho por vivir en esta tierra, La jungla, la prisión, unos cuantos orfanatos, y el próximo sábado estamos invitados a una boda. Mandamos a hacer un traje típico del país para ir en condiciones.

6 comentarios:

  1. Creo que deverías comenzar a hacerte la idea de hacer un libro con tanta cosa que has vivido dentro de 5 años... desde que avandonaste Chile.. es tan hermosos poder compartir tus experiencias de esta forma. Creo que eres demasiado sensible con tus comentarios y tus historias que logran transportar al lector.
    te quiero tanto Pablito. Mil gracias por acordarte de nosotros .. tus compatriotas.
    claro que te seguiré posteando. siempre y cuando tengas que contarnos alguna anegdota más! te adoro.
    desde Chile. la nata.

    ResponderEliminar
  2. hola camus... quien como tu, todo un trotamundos, la cagaste, en verdad la nata tiene razon, tenis q escribir un libro "las aventuras de camus" jejeje... es chistoso ver como redactas, como que estai todo españolao, terminando las cosas con "d" o con "ais" pero weno despues de tanto tiempo alla era logico q pasara, ah! en una semana mas me voy a brasil, camboriu y toda la wea, ahi me voy a acordar de la gira y de los bizarros momentos que pasamos por alla jejeje, cudiate mucho por Burkina Faso, chau! Porti

    ResponderEliminar
  3. Pablo!!!
    te escribo desde un ciber en la playa donde las vacaciones se desarrollan en pleno. Hasta el momento lo he pasado excelente, estoy tanto con mi familia como la del Juan.
    Pablo, sigue igual de increible tu columna de trotamundo, cargada de emoción y humanidad, mucho ánimo!!!
    Cariños y saludos, Rodrigo.

    ResponderEliminar
  4. WEEEEEEEENA Pablo!!!... Me MUERO de envidia. Yo aun estoy aqui en chile donde lo mas emocionante que pasa es el coco legrand. En cambio tu tienes selvas y tigres y serpientes que devoran pollos... JAJAJA me imagino a la rocio alla. Siempre quise ser yo el aventurero de la familia pero parece q ya me quitaste el titulo... me voy a tener que contentar siendo otro raton de biblioteca mas. Es bueno saber que el mundo no es tan fome como parece y mas bueno aun saber que ningun leon te ha devorado... bueno, eso es lo que suponemos porque quizas en este preciso momento estés luchando por tu vida... Si es asi yo se que tu puedes. Nomàs abreles la boca hasta que la mandibula se les desencaje y despues se la cierras con fuerza. Puedes rematar con un camotazo en el mate y partirselo en dos... OOOYE hablando de peleas y cosas asi... Si es que encuentras un cuchillo o un hacha o un machete o una lanza en tus idas al mercado y si te levantas generoso, acuerdate de tu primo que sigue en chile con la vida igual de fome y aburrida :D sin leones ni jirafas ni tribus canibales tratando de comerme las nalgas. Cuida tus nalgas. Algun dia las vas a necesitar... ¿Te acuerdas del Prince of Persia? salio uno nuevo... y ¡ES EL MEJOR JUEGO DE ACCION DE LA HISTORIA! eso segun mucha mucha gente entendida en el tema... Sirve para revivir la infancia pero con graficos 3D y movimientos tipo matrix. Cuando llegues te lo mando por correo.
    Cuidate pablito, saca fotos, escribe harto, vive lo que tengas que vivir.
    Te quiero primo... aunue estoy muy picao... pero igual te quiero.

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa!!
    Ostras no sabia que estabas por Africa de misionero... como mola tio, me tienes que poner más al día eh!!! jejeje.
    Bueno pues nada me alegro que estes genial allí trabajando con la gente y disfrutando del calorcito agoviante jejeje :P.
    Nada me despido con un besazo y un abrazo muy fuerte.
    ZARA
    PD: a ver cuando vienes a Mallorca y quedamos para hablar chiquillo. :)

    ResponderEliminar
  6. Pablito!!!!
    mira lo q tenia mi mami aca guardado en su correo, me acabo de enterar de todas tus travesuras y aventuras y ademas de darme mucho orgullo de verte alla, tambien algo de envidia,de la sana, espero seguir enterandome de tus viajes.
    Cuidate mucho
    Taty

    ResponderEliminar