Après la France...

Me alegra estar de vuelta con la familia, vaya sorpresa me lleve al encontrar que nos habíamos cambiado de casa
Nada mal la nueva choza, habitaciones más grandes, aire acondicionado, chimenea, cinco
balcones, no creo que me costará mucho convertirlo en mi hogar.
No he hecho gran cosa desde que llegue el lunes. Estaba cansado, estuve dos días dando vueltas por aeropuertos, hice escala en Londres, y tuve que quedarme una noche completa en el aeropuerto. No cualquiera aguanta tantas horas sentado sin hacer nada, y encima solo. Trate de dormir pero después de un rato me comenzaba a doler la columna y me despertaba. Vi una película, pero no alcancé a terminarla ya que se quedo sin batería mi portátil. Luego trate de leer, pero a las tres de la madrugada las letras comienzan a tambalearse, así que lo deje. Luego me dedique a mirar el vacío, cosa que hago muy seguido en todo caso. Y así se me fue el tiempo, atrapado en mis pensamientos; comienzo muy profundo cuestionándome los porqués más básicos de nuestra existencia, cuando no encuentro la respuesta, bajo el nivel y me pongo a pensar el la película que vi hace unos momentos, y luego dejo de pensar, y sólo existo.
Estos últimos meses no han estado nada mal, pero tengo que confesar que luego de tres meses de paz y tranquilidad en la campaña francesa comencé a aburrirme un poco. Pero por ser fin de año tuve en muchas cenas especiales, y celebre por primera vez “Thanksgiving”, el día de acción de gracias. El penúltimo sábado antes de volver fui a París con cuatro amigos; Gabe, Yuki, Laura y Bryony, y nos lo pasamos muy bien, sólo dando vueltas alrededor de la cuidad de l'amour. Luego que mejor que ir a degustar la "cusine francesa", un Kebab de almuerzo, comida china para la cena y un café en Starbucks por la noche. Sin lugar a dudas es la cuidad europea favorita.
Así va mi vida por el momento, lo de siempre, de un lado para otro, pero por ahora me toca aprovechar estas semanas con los míos y disfrutar las fiestas de fin de año, comer mucho turrón y carne. En unas cuantas semanas estaré partiendo para Burkina Faso. Dudo que la calidad de comida de ahí sea muy buena por allí, así que aquí estoy aprovechando todos los majares de fin de año. Veremos que pasa por esos lados.