Après la France...

Me alegra estar de vuelta con la familia, vaya sorpresa me lleve al encontrar que nos habíamos cambiado de casa
Nada mal la nueva choza, habitaciones más grandes, aire acondicionado, chimenea, cinco
balcones, no creo que me costará mucho convertirlo en mi hogar.
No he hecho gran cosa desde que llegue el lunes. Estaba cansado, estuve dos días dando vueltas por aeropuertos, hice escala en Londres, y tuve que quedarme una noche completa en el aeropuerto. No cualquiera aguanta tantas horas sentado sin hacer nada, y encima solo. Trate de dormir pero después de un rato me comenzaba a doler la columna y me despertaba. Vi una película, pero no alcancé a terminarla ya que se quedo sin batería mi portátil. Luego trate de leer, pero a las tres de la madrugada las letras comienzan a tambalearse, así que lo deje. Luego me dedique a mirar el vacío, cosa que hago muy seguido en todo caso. Y así se me fue el tiempo, atrapado en mis pensamientos; comienzo muy profundo cuestionándome los porqués más básicos de nuestra existencia, cuando no encuentro la respuesta, bajo el nivel y me pongo a pensar el la película que vi hace unos momentos, y luego dejo de pensar, y sólo existo.
Estos últimos meses no han estado nada mal, pero tengo que confesar que luego de tres meses de paz y tranquilidad en la campaña francesa comencé a aburrirme un poco. Pero por ser fin de año tuve en muchas cenas especiales, y celebre por primera vez “Thanksgiving”, el día de acción de gracias. El penúltimo sábado antes de volver fui a París con cuatro amigos; Gabe, Yuki, Laura y Bryony, y nos lo pasamos muy bien, sólo dando vueltas alrededor de la cuidad de l'amour. Luego que mejor que ir a degustar la "cusine francesa", un Kebab de almuerzo, comida china para la cena y un café en Starbucks por la noche. Sin lugar a dudas es la cuidad europea favorita.
Así va mi vida por el momento, lo de siempre, de un lado para otro, pero por ahora me toca aprovechar estas semanas con los míos y disfrutar las fiestas de fin de año, comer mucho turrón y carne. En unas cuantas semanas estaré partiendo para Burkina Faso. Dudo que la calidad de comida de ahí sea muy buena por allí, así que aquí estoy aprovechando todos los majares de fin de año. Veremos que pasa por esos lados.

Alors, qu’est-ce vous faites maintenait en France, monsieur Camus ?

Hacia meses que tenía en mente construir un sitio Web personal, así que estoy muy contento de haberla terminado. Sí meses, porque al principio me lié mucho tratando de construir una página que fuese medianamente interactiva en la que pudiera recibir saludos opiniones etc. Así que opte por no calentarme demasiado la cabeza y decidí usar un servicio de blog; diez minutos de inspiración, un puñado de fotos una plantilla prediseñada y ya está.

De esta manera espero poder mantener a todos al tanto de lo que pasa a mi alrededor.

 Sé que muchos saben en que negocios estoy metido ahora mismo, pero trataré de resumir un poco lo que ha pasado esta última temporada.

Después de cinco meses y medio trabajando arduamente de sol a sol en Mallorca, decidí volver a Francia, al pequeño pueblo de le Gault la Foret: pintoresco y tranquilo, donde parece que al tiempo no le dio la gana pasar, no hay comercio, ni tráfico. Solo vacas, gallinas, caseríos de otros siglos que tienen incluso inscripciones en latín, un pequeña escuela, tractores, grandes campos de trigo, algunas viñas, una
iglesia gótica… bueno ya habéis captado la imagen, ¿no?

¿Qué hago en un lugar como este?. La verdad que es un sitio perfecto para reflexionar, meditar, proyectarme hacia el futuro, cuestionarme si lo que estoy haciendo está bien, y recomenzar algunos hobbies que tenía olvidados, como dibujar, escribir etc.

Afortunadamente,los ratos de ocio no los paso, necesariamente, con gallinas y aldeanos. Al mismo tiempo vivo con gente de todo el mundo, que viene más o menos por mis mismas razones, así que siempre tengo a alguien con quien pasarlo bien, hacer ejercicio , tomarme una copa, salir de marcha (la mayoría tiene coche así que podemos ir a otros pueblos en las cercanías) además muchos fin de semanas vamos a distintas ciudades (estos últimos meses he estado en Auxerre, Joiny, Poitiers, Laussane, Yverdron y París por supuesto). No será lo mismo que el ambiente marchoso de Mallorca, pero no necesito más. Los años pasan, y cada vez estoy más tranquilo.

Los que me conocen saben que mi pasión es aprender idiomas, así que os imaginaréis lo feliz que me hace el poder hablar diferentes idiomas en un mismo día, hacer de intérprete e intercambiar ideas con gente de diferentes orígenes y culturas. Aunque el ambiente puede ser un poco artificial, me edifica, pero sé que no es para estar toda la vida.

Así va mi vida por el momento, el próximo año planeo seguir la misma linea de ahora, pero en casa. Volveré después de cuatro años haciéndome caminos en esa búsqueda de sentido al vivir. Vuelvo, primero porque ese sentido que buscaba en gran medida ya lo encontré. También quiero pasar tiempo con mi familia. Planeo estudiar filología inglesa e hispana en la universidad de las Baleares por lo que tendré que preparar selectividad para junio.

Pero antes… planeo lanzarme a la aventura por última vez, pero esta vez, fuera de toda norma. Así que después de Año Nuevo cojo mi mochila y voy a África. Con todos los amigos que he hecho aquí, dos meses y medio, en el continente negro. Estaré la mayor parte del tiempo en Burkina Faso y probablemente en Ghana por una temporada. Aparte de los Safaris y visitar alguna tribu en la jungla, vamos a trabajar en orfanatos, hospitales, prisiones.

Muchas cosas vienen. Más que nada por eso he creado este blog. Así que él que quiera estar al tanto de mis aventuras durante los próximos meses, no olvide visitar el sitio. Lo intentaré mantener ameno y acepto la crítica constructiva.